A la rubia le gusta comerle el culo a su novio

151
Share
Copy the link

En un momento de pasión ella se pone a pensar – ¿Por qué debe regirse por el placer convencional y tradicional que todos dicen que está bien?– Ella quiere hacer lo que sus más bajos instintos le piden y dejarse llevar. Entonces es así cuando de pronto salta sobre su novio y se pone a darle una lamida por detrás, ahí es cuando descubre que le gusta comerle el culo a su macho y desde ahora es algo que no dejara de hacer. Sobre todo porque la polla se le pone bien dura y luego se corre muy rápido en su cara, algo que toda jovencita rubia quiere.