Agentes del FBI son putas de encubierto

361
Compartir
Copiar enlace

Qué sacrificada es la vida de estas agentes de inteligencia: de estar recibiendo un homenaje por su buen hacer, ahora se han tenido que meter a putas de este grupo de moteros. Son unos delincuentes, y han acabado infiltradas en su banda, para sacarles información. Pero por de pronto lo único que les han sacado ha sido sus pollas al aire, todos deseosos de que las agarraran con sus manos y sus bocas. El jefe y su segundo han decidido que ahora estas tres zorras tetonas van a ser sus rameras particulares. Y no han tenido más remedio que plegarse a montar una orgía con ellos.