Ahora voy a follarte ese culo, preciosa…

895
Compartir
Copiar enlace

Conforme más tiempo pasamos juntos, me doy cuenta de que mi chica necesita nuevas experiencias sexuales, o si no noto que se aburre en la cama. Eso no puede ser, porque seguro que acaba poniéndome los cuernos, es una guarra inquieta y muy curiosa, así que no dejo de inventar prácticas sexuales para calmarla. Por suerte, no ha estado con muchos tíos, así que aún es virgen en algunos aspectos; y el sexo anal definitivamente es uno de ellos. Por eso, al notarla tan cachonda el día que fui a verla, se me ocurrió que estrenar su culito sería una buena manera de empezar la semana. No me defraudó, aunque le molestó su primera vez, aguantó como una campeona incluso hasta que me corrí dentro.