Antes de irte a trabajar, tienes que follarme bien

409

No hay manera de que este hombre se vaya a trabajar cada jornada sin antes echarle un polvazo a su preciosa mujer. Qué le vamos a hacer, a la señora le gusta el sexo mañanero; aunque, eso sí, le van las folladas salvajes, y a veces coge a su marido recién despierto y algo desganado. Así que ella misma se encarga de animar el cotarro, o sea, la polla del hombre, que chupa hasta ponerla bien dura. Por suerte, el marido le responde bastante bien, y al momento está deseando probar su dulce coño, ya empapado de flujos vaginales. No hay que preocuparse, porque entre los dos crean el ambiente y las condiciones perfectas para su sesión de sexo xxx.