Atrapado en las redes de tres vecinas degeneradas

984
Compartir
Copiar enlace

Este pobre chaval no sabía lo que se le venía encima cuando llamó a la puerta de sus vecinas, para pedirles un folleto de comida a domicilio. Ellas son tres maduras tetonas muy cachondas, y se les hizo la boca agua cuando vieron al chico negro. Lo invitaron a pasar, lógicamente, en lo que parecía un gesto amable. Y aquello resultó en una orgía interracial, cuando tendieron al muchacho en la cama y se lanzaron sobre su polla negra, queriendo tragársela como locas. El chico no sabía dónde dirigirse, y al final ni siquiera supo en la boca de cuán de estas milfs cerdas dejó su corrida.