Canita al aire con un amigo de su novio

147
Compartir
Copiar enlace

Esta tetona es muy zorra y, para colmo, se enorgullece de ser una novia infiel. Es cierto que hasta ahora había mantenido sus infidelidades más o menos en un plano discreto, pero esta vez… quizá sea imposible. Y eso es porque le ha podido el vicio y se ha dedicado a seducir al mejor amigo de su chico. Bien, seguramente la dosis morbosa del asunto ha tenido mucho que ver; pero es que una vez que estaban en plena follada… ¡cómo gozaba la muy cerda! Así que disfrutando de este sexo prohibido lo máximo posible, hasta que las corridas dejaron a los dos destrozados, decidió que podría no ser la última vez.