casting porno improvisado en la oficina

981
Compartir
Copiar enlace

Un recolector de jovencitas para la industria del porno monta su despacho improvisado en la habitación de su casa y recibe a una jovencita rubia muy mona que ya desde el principio avisa al ser entrevistada de que ella no tiene ningún problema en hacer cualquier cosa que le pidan. Cuando muestra el género el entrevistador se queda con la boca abierta y la polla tiesa.