Conteniendo las ganas de follar para explotar después

268
Compartir
Copiar enlace

Esta es una de las mayores putadas que se le puede hacer a un hombre porque de normal vamos como motos, directos al orgasmo y sin embargo, las mujeres necesitan precisamente lo contrario en la mayoría de ocasiones. En esta ocasión una hembra espectacular hace un masaje a un desesperado cliente que parece que se vaya a correr de un momento a otro con solo los preliminares.