cuando las ganas aprietan no hay que contenerse

171
Compartir
Copiar enlace

Dicen que es malo retener en los huevos la excitación y las ganas de follar porque después te quedas con un dolor que se hace bastante difícil de soportar. Por eso, si tienes la grandísima suerte de tener una pareja que a cada vez que lo necesites, ella lo necesite mas que tú como es el caso de este vídeo, pues ya te puedes dar con un canto en los dientes.