Dos maduras y una jovencita compartiendo su polla grande

848
Compartir
Copiar enlace

La chica sigue los pasos de su tía y su madre, mete a su novio a su casa y cuando estaba dormido, empieza a abusar de él. Pero las viejas no quieren entender que su momento de putas ha pasado y quieren seguir teniendo un pedacito de juventud que la polla del chaval les puede ofrecer. Así que entra cuando la zorrita le hacía una mamada y obligaron al chico a follarse a las mujeres. Dos maduras y una jovencita tuvo que complacer ese día si quería salir con vida de esa casa. Aunque su verga grande hizo un buen trabajo y ahora debe hacerlo todas las semanas.