El masajista se propasa pero está bien porque tiene una polla grande

99
Compartir
Copiar enlace

Todos los días se acuesta en el jardín a tomar el sol para relajarse, pero cuando no se hace nada y todo te lo da tu marido millonario, el cuerpo tiende a necesitar mucho más relax. Así que ella contrata a un masajista que al verlo sabía que era un pervertido. El tío se propasa pero rápidamente ella se da cuenta que tiene una polla grande y ya dejo que se la metiera en la boca para darle una mamada. Seguidamente tuvo que follarse su coño si quería propina. De ser feo y con el chiquito habría terminado en prisión.