Empezando el día enterrado en unas tetas enormes

862
Compartir
Copiar enlace

Hacerse una paja cubana con esas tetas de tamaño descomunal es el sueño de cualquier tío, claro está. Y despertar cada día con la polla enterrada en los pechotes de su mujer es lo que ha conseguido este maromo, por casarse con esta milf viciosa. Siempre le atrayeron la mujeres de tetas grandes, pero lo de su esposa ya es exagerado. Aunque entre esos melones y su coño caliente, no hay duda de que el matrimonio va a durar mucho. Y darse el gustazo de correrse en ese canalillo después de una buena comida de polla no es más que un apoteósico final.