Follando a su mujer con el cuerpo bien lubricado

1001
Compartir
Copiar enlace

Ah, los masajes eróticos, esos fantásticos preliminares que hemos aprendido de los videos porno… Porque, admitámoslo, a la mayoría de nosotros nos pasa lo mismo que a este tío: no tenemos ni zorra idea de masajear. Sin embargo, lo que sea por tocar a su mujer desnuda; hablamos de una hembra de primera, con un cuerpo espectacular y unas tetas que son una tentación. Y sobre todo le gusta lo lubricadita que se pone su piel al usar los aceites aromáticos; cuando está toda resbaladiza, él aprovecha para meterle la polla en su coño caliente, así, como si se escurriera.