Gastan el dinero de la pensión en un negro que las folle por el culo

537
Share
Copy the link

Las abuelitas que conocen se van a un sitio donde juegan bingo y ahí pasan el día conversando de sus nietos. Es algo que no se ve tan mal cuando caminar mucho no es una opción. Pero estas dos viejas no tienen familia porque de jóvenes se dedicaron a ser putas callejeras, ahora el dinero de su pensión, lo gastan en un negro a quien le pagan para que se las folle por el culo. No les alcanza para más, pero el tío hace un trabajo solidario complaciendo el coño de las ancianas y hasta se la mete por el culo de la misma forma que lo hace con su novia.