Gran corrida al coño de una ama de casa negra

1744
Compartir
Copiar enlace

Para ella no hay puntos intermedios, o le dan lo que ella pide y busca quien sea capaz de dárselo. La ama de casa negra siempre fue pobre, así que el dinero es lo que menos le importa en la vida. Ella está acostumbrada a las limitaciones y un día más sin comer no es nada. Lo que si no puede soportar es tener ganas de follar y no poder hacerlo. Con ese gran culo es muy improbable que lo haga. Pero su marido sabe que si no la folla, otro lo hará. Así que a diario llega a disfrutar como la zorra se manosea el culo para luego darle una follada con corrida en el coño de su esposa.