Haciendo un apaño a la guarra de su vecina

1471
Share
Copy the link

Con la excusa de que le arreglara una lámpara, esta zorra madura ha conseguido meter en su casa al hijo veinteañero de la vecina. Pero lo que de verdad quería era probar la polla del jovencito, porque lo había escuchado follar con sus novias; y las chicas gritaba desaforadas mientras se corrían como locas. Y ella no tardó nada en llevarlo al dormitorio y desnudarlo, para desnudarse también ella para que él se pusiera cachondo lo antes posible. No le extrañaba nada que las zorras gritaran como locas cuando follaban, esa tranca no era para menos; y en menos que canta un gallo la tenía metida en su coño caliente.