Hermanas tortilleras probando su nuevo dildo

632
Compartir
Copiar enlace

Entre hermanas andaba el juego, o más bien el uso de un enorme consolador entre lesbianas que comparten la misma sangre. Desde pequeñas simepre habían sido envidiosas, deseando lo que la otra tenía; y al convertirse en adultas, la cosa llegó a mayores, incluso envidiando los orgasmos que se proporcionaban con sus juguetes sexuales. La hermana mayor entró en el cuarto de la otra y la pilló en medio de una masturbación; y la zorra boyera no pudo soportar que estuviera al borde de un orgasmo, así que agarró el dildo y ella misma la folló. Después, por supuesto, quiso ser la siguiente a la que le penetrara el coño.