Jovencita canadiense disfrutando una polla en vacaciones en Barcelona

242

Para ella conocer Europa era un sueño que no había podido cumplir, pero un día la jovencita canadiense toma un avión y rápido, luego de unas horas estaba en Barcelona. Disfrutando el paisaje natural se toma con un tío y pensó que nada mejor para sus vacaciones que probar la polla de un español. Así que rápido se fue con él a un hotel donde empezó a hacerle una mamada. Luego que vio que la tenía bien dura, se quitó las bragas y se montó sobre él para cabalgarlo y dejarlo probar su coño americano. No se bajó hasta que sintió que se corrió.