La esclava mamona

184
Compartir
Copiar enlace

Eso si es vida: llegar a casa y tener a una mujer encadenada deseosa de comerte la polla, a ti y a tu colega si se tercia.