La física no es tan divertida como montar la polla de su novio

123
Compartir
Copiar enlace

Ser científico es lo segundo que más quiere en la vida, lo primero es tener todo el placer que pueda antes de ser una vieja arrugada. Parece que la jovencita no solamente es muy lista sino que también es muy zorrita, porque para ella la física no es tan divertida como follar con su novio. Obviamente el chaval siempre está en la casa porque sabe que luego que ella toma un libro, lo que viene es que quiere tener su polla mentida en la boca haciéndole una mamada, si él no está, ella busca otro que pueda follarse su coño con muchas ganas y correrse dentro.