La mujer de mi cliente

183
Compartir
Copiar enlace

Soy detective, y desde que el marido de esta rubia me contrató para vigilar a su mujer y descubrir si le era infiel, yo sabía que algo había. La tia iba provocando por la calle, y cuando un dia la vi salir del super con un chico joven que la acompañaba a casa, supe que la habia pillado, porque el dia anterior yo habia colocado alli una camara, y solo tuve que esperar a que la muy puta decidiera llevar a su proximo amante a la cama.