La putita enloquece mientras le tocan el coño

70
Share
Copy the link

Escuchar que tocan la puerta de tu casa generalmente es señal de algo molesto, sobre todo si vives solo. Ya que generalmente son los testigos de jehová queriendo venderte algo o los vecinos para pedirte que bajes el volumen de la música. Pero en este caso se trata de la vecina, que es una putita que enloce mientras le tocan el coño y luego se pone tan caliente que quiere tragarse la polla de quien sea. No le importa, el que la agarre es de él. Por este tío le mete la verga en la garganta y luego que la tiene bien dura, le da una buena follada para que goce y vuelva por mas luego.