La tetona no quiere dejar de follar con su padrastro

172
Compartir
Copiar enlace

Ya tiene su novio, un hombre negro y bastante musculoso que parece un buen partido porque las otras zorras lo quieren para ellas. Pero aunque esta agradecida con la vida y los astros que se alinearon para que ella tuviera tanta suerte, tampoco puede dejar atrás las cosas que siempre hizo cuando nadie la miraba. Es que la tetona rubia no quiere dejar de follar con su padrastro, porque se acostumbró tanto a su polla que ahora no quiere parar de metérsela dentro del coño y eso hace que se arriesgue al punto de que esté a punto de ser pillada. Pero lo importante es que sea feliz.