La vieja rubia no se limita si quiere una polla negra

182
Share
Copy the link

El dinero de la pensión parece que no es mucho sin importar en el país donde vivas, eso es algo global. Los pensionados cada se quejan mas pero como no tienen fuerzas para gritar, nadie los escucha, pero esta vieja rubia tomo previsiones cuando era joven. Se casó muchas veces y saco mucha pasta de sus maridos. Ahora no escatima si quiere una polla negra dentro del culo, porque tiene dinero suficiente para pagarlo. Es una madura muy cachonda que todavía le gusta mucho hacer mamadas y follar con hombres jóvenes y musculosos, está viviendo sus años dorados.