le dijo al maestro que era impotente

304
Compartir
Copiar enlace

Te podrán decir cualquier cosa para hacerte daño, pero jugar con tu virilidad es demasiado duro como para quedarte callado. Este profesor universitario no estaba dispuesto a que una estudiante consentida de 20 años le dijera que era impotente y que seguro que no sabía echar un polvo en condiciones. Evidentemente no era más que una estrategia para llevárselo al huerto como se suele decir y funciono a la perfección.