Madura tetona a cuatro patas lista para una embestida anal

1479
Compartir
Copiar enlace

Su marido era un hombre adinerado, le compraba muchas joyas y le pagaba muchos viajes costosos por todo el mundo. Pudo estar así un año entero hasta que se dio cuenta que su felicidad no la iba a comprar dinero. Por eso se divorció, le saco una gran cantidad de pasta al tío para no trabajar jamás y ahora la madura tetona siempre está a cuatro patas lista para una embestida anal por la gran polla del negro que es su amante. Ahora si es feliz la culona, su coño obtiene todas las folladas que ella necesita y siempre tiene el ojete abierto listo para ser penetrado.