Madurita divorciada se manda un polvazo en el sofá

197
Compartir
Copiar enlace

Parece que estar casada no es tan fácil como parecía, en los libros y películas parece muy hermoso todo pero nadie dice que cualquier cosa que hagas con otros machos, terminara siendo usado en tu contra en un tribunal de divorcio. Ahora es una madurita divorciada y puede hacer lo que quiera, por eso se manda un polvazo con un tío que tiene una polla grande y que seguramente hará gozar mucho a su coño. Que es lo único que ella siempre quiso, nunca debió dejar que la contaminaran con ideas de la familia y debió seguir siendo una puta como siempre.