Madurita nalgona atravesada por un pollón enorme a cuatro patas

641
Compartir
Copiar enlace

Cuando el tío se puso a vivir con ella no tenía idea de lo que esperaba, resulto que la mujer era muy ardiente, aunque él se puso a vivir con ella porque era buena cocinera. De hecho, siempre atiende el jardín y todo lo que tiene que ver con la casa. Pero también es una madurita muy ardiente y siempre quiere estar atravesada por un pollón enorme a cuatro patas. Para conseguirlo siempre usa ropa corta que deja ver el rico culo que tiene, así que su marido negro no puede aguantar las ganas de follarse ese enorme trasero con muchas ganas.