Masaje caliente a la novia de su amigo

2320
Compartir
Copiar enlace

Qué ganas tenía de catar a la novia de su amigo; pero, evidentemente, no podía ir de frente, pues ella lo rechazaría y él le partiría la cara. Lo que hizo fue usar una argucia, y sabiendo que a la chica le gustaba ir a darse masajes relajantes, la convenció de que él estaba haciendo un curso de fisioterapia. Ni que decir tiene que lo que hizo fue ver un par de videos en Youtube; porque lo que él quería, follarla, no necesitaba de ninguna guía. Cuando la tuvo desnuda y con el culo para arriba en la camilla, casi se corre de gusto en ese momento; pero tuvo la paciencia de empezar a masajear su perfecto trasero. Y su recompensa fue notar cómo su coño empezaba a mojarse, y ella a gemir bajito, como si le diera vergüenza. Pero él ya tenía la polla dura, y no tardó nada en metérsela en esa misma postura.