Masturbación forzada a una asiática guarra

1511

Una guarra asiática que le gusta correrse mucho por eso deja que dos hombres le hagan una masturbación, así que cuando empieza a tener orgasmos quiere que paren y es forzada a seguir haciéndolo. El trato es que no importa lo que ella haga o diga, ellos no van a parar, así se desmaye, lo seguirán haciendo. Después que su coño peludo ha botado a chorros todo lo que tenía dentro, entonces ella devuelve el favor chupándole la polla a ambos. Parece que es algo muy común para las japonesas, siempre son agradecidas y si le tocas el chocho luego se sienten obligadas a darte una mamada de verga.