Matrimonio pervertido

137
Compartir
Copiar enlace

Este joven matrimonio le propuso a una buena amiga de los dos tener sexo al aire libre porque eran unos morbosos pervertidos y sabían que a ella le iba el sexo en grupo. Lo que no imaginó es con qué fuerza se la iban a follar y la caña que iba a recibir. Por un lado, sentía el dolor cuando era penetrada por detrás y quería parar, pero su otro yo el vicioso le animaba a continuar. Cuando finalmente se corren en su boca mientras la esposa la sujeta, siente una especie de alivio y ya se vuelve a plantear la siguiente fiesta…