Me follo a una puta polaca en una habitación de hotel

182

En realidad esta tía buena no es prostituta, aunque desde luego yo pagaría lo que fuera por tirármela, vaya que sí. Pero lo que pasa es que se tira a toda polla que se encuentra, y esa es la suerte de este tipo, que la ha conocido hace poco. Esta es de las que se van a la cama con cualquier desconocido en la primera cita, no tiene reparos en hacer eso. Así que no tardaron nada en irse a una habitación de hotel, donde la puta desnuda le enseñó sus grandes tetas y se abrió de piernas para un polvo de alucine.