Mi amigo se liga a la única cubana flaca de la isla

590
Compartir
Copiar enlace

Tres meses ha estado mi amigo en Cuba, y vaya si le ha cundido el tiempo, aparte de haber hecho algo extraordinario. Se fue a trabajar e iba dispuesto a follarse a todas las tías de la isla, cubanas culonas y de tetas gordas como buenas latinas o negras; sin embargo, acabó viviendo y follando con una rubia milf a la que se le notaban todos los huesos. Eso sí, cuenta que nunca había tenido mejor sexo salvaje en su vida, y que aunque la zorra parecía poca cosa, no hay mujer más caliente en todo el Caribe.