Negra bañada de aceite se manda un polvazo en la piscina

338
Compartir
Copiar enlace

En la piscina de su casa siempre espera pasar un momento tranquilo. Esos días en los que tenía que complacer los caprichos de una mujer luego de ser su esposo, quedaron atrás, ahora es soltero y sin compromiso, pero parece que también tiene que seguir complaciendo mujeres. Porque su vecina negra aparece en su patio bañada en aceite y él tiene el deber de sacar su polla para que ella le haga una mamada, luego de eso tiene que darle un polvazo para que su coño quede satisfecho y ella puede irse a su propia casa y dejarlo descansar en santa paz.