Negro con pollón entrena su cuerpo y penetra su coño

352
Compartir
Copiar enlace

Llegar a los cuarenta no fue bueno para ella al principio. Había pasado toda su juventud trabajando para tener dinero y ahora que lo había conseguido estaba sola. Pero para conseguir pareja se metió a un gimnasio con un entrenador privado, pero todo cambio cuando se dio cuenta que el negro musculoso estaba dispuesto a darle placer con su pollón a cambio de una propina. El dinero no es problema para ella así que se va a gozar todas las folladas que pueda, la rubia madura se va a dejar follar por este hombre hasta que él puede correrse y dejarle la boca llena de semen.