Negros follan a una rubia, a una gorda y a una pelirroja

360
Compartir
Copiar enlace

Podría ser el principio de un chiste, pero en realidad es el principio de una orgía de swingers bestial. Y es que estos negros habrán pensado que ya tenían su regalo de Navidad en las figuras de estas tres chicas, muy dispuestas a dejarse follar en grupo. Y ellas pensarían lo mismo, porque al ver las vergas de estos negracos, casi sentirían en sus bocas esas pollas enormes. Y dejaron de imaginar y se pusieron al lío, porque ellas tenían los coños empapados y ellos los rabos a punto de explotar de duros que estaban. Así que en varias posturas estas tres guarras pudieron disfrutar de esas pollas negras metidas en sus chochos y en sus bocas.