No puede quitar las manos de la novia de su amigo

1255
Compartir
Copiar enlace

Fue mala cosa que su mejor amigo le presentara a su nueva novia, y mucho peor que insistiera en que la invitaran a sus reuniones de colegas. Pero lo peor fue cuando los dejó solos para ir a comprar unas bebidas, sin sosprechar que a este tío le ponía la polla dura el solo mirar a su chica. Y esta vez iba a hacer mucho más que mirar, quería tocarle esas tetas naturales que lo tenían loco, duras y grandes. Y a partir de ahí solo quedó quitarle la ropa y poner a cuatro patas, aunque tuvo que ser un polvo rápido, porque no los pillaran en plena infidelidad.