Novia caliente follada en plena boda

1847
Compartir
Copiar enlace

Sus deseos sexuales la iban a enloquecer. Su cuerpo necesitaba placer y eso de la abstención antes de la boda la está volviendo loca. Sus vibradores y todos los consoladores que tenía no le servían, hasta se dejó masturbar por un desconocido y eso tampoco resolvió nada. Así que el día que su marido le dijo que aceptaba en el altar, no pudo esperar y ahí mismo empezó a chuparle la polla al hombre. Delante de todos los invitados se la puso dura y luego se la metió en el culo porque necesitaba urgente una follada anal para darle gusto a su coño.