Ojalá mamá no se entere que me tiro a la vecina

912
Compartir
Copiar enlace

Seguramente a la madre de este chico no le gustaría saber que está follando con la vecina, una tía buena de primera pero que casi podría ser su madre. La verdad es que es la única amiga que su madre tiene en la vecindad, y justo así llegaron a ser íntimos. Solo que la intimidad con el hijo fue mucho mayor que con la madre, invitándolo a casa; aunque ahora sabemos que seguramente era todo planeado. Porque no lo olvidemos, esta zorra madura seguro que está feliz comportándose como una guarra cougar. Debe estar presumiendo por ahí de que tiene un amante veinteañero rendido a sus pies, que le folla su coño maduro religiosamente.