Otro cliente satisfecho para la puta europea

68
Compartir
Copiar enlace

La competencia en Europa con las putas callejeras cada vez es más fuerte, por eso esta chica hace siempre lo posible porque cada vez que termine un trabajo, sea otro cliente satisfecho el que se vaya. Así que siempre se pone un vestido muy sexy y luce sus nalgas para ir provocando a su próxima víctima. A fin de cuentas, es quien paga sus gastos. Luego como si fuera su novia, se traga su polla sin condón para luego abrir las piernas y hacer que se folle su coño con muchas ganas. Deja que se corran todo lo que quieran y en su boca también si así lo desean.