Probando el culo de su vecina filipina

1757
Compartir
Copiar enlace

No podía arriesgarse a que esta chica oriental volviera de nuevo a la universidad el curso que viene, y él dejara de verla. Por eso, aprovechando que vive en la casa de al lado, este chico no ha dudado en enredarla y provocarla, hasta que ha conseguido una sesión de sexo con ella. Pero en todo momento la zorrita quería tener el control, y lo quiso seducir con su forma de masturbarse el culo con su dildo; así supo que le tenía que gustar el sexo anal. Y no sería él quien la defraudara, se bajó la cremallera, se sacó su polla dura, y se la metió dentro del ojete con todas sus ganas.