Se lleva a un desconocido negro a casa por su polla

449
Compartir
Copiar enlace

Un tío de color iba buscando a alguna guarrilla por la calle hasta que se tropezó con una auténtica puta rubia. A ella le van las pollas grandes, y sabía que los negros las tienen más grandes que nadie. Así que le invita a su casa y allí empieza todo. La zorra empieza a comerse esa verga venosa y negra. No se equivocaba la cerda, su rabo era enorme. Tras comerse un buen rato esa verga finalmente se la metió en su coño, o al menos lo intentó. Era tan grande que no le cabía entera, tocaba fondo. Aun así solo por su grosor la zorrita disfrutó como nunca en su vida, fue cuando se dio cuenta de que solo follaría con negros.