Se llevan a la puta a su lugar de trabajo

875
Share
Copy the link

Seguramente se queden alucinados cuando estos dos obreros sepan que su pequeño escarceo con una putilla del lugar ha sido visto por un montón de sus compañeros. Quizá les cueste hasta el empleo; pero claro, no podían resistirse a tirarse a esta ramera que se les ofreció descaradamente a la hora del bocadillo. En la obra en construcción en la que trabajaban se pusieron tras un camión, pensando que allí tendrían privacidad. Pero claro, al quitarle las bragas a la zorrita rubia y sacarse las pollas, aquello ya fue sexo en público; y eso que no sabían que varios de los otros obreros los estaban viendo en primicia.