Su hermanita lo molesta hasta que se folla su coño

291
Share
Copy the link

El juego de las escondidas parece que es más antiguo que la misma capacidad de hablar, instintivamente todos tenemos capacidad de jugarlo desde que nacemos aunque no sepamos que estamos jugando. Puede que haya servido para esconderse de los dinosaurios que acosaban a la especie. Pero esta hermanita lo usa para otra cosa, porque ella acosa a su hermano para que saque su polla y luego se la meta dentro de su coño. Obviamente, el diablo siempre hace que él caiga en la tentación y termine follándose la raja de tan tierna y guapa jovencita. No podía ser otra forma.