Su marido está obligado a follarla como una perra luego de la cena

24
Share
Copy the link

Algunas cosas parece que son voluntarias y otras cosas no tanto. Legalmente luego que te casas, eres el esclavo de tu mujer, nadie te lo dirá directamente, pero desde ese momento solo harás cosas que no quieres hacer. Y será frustrante, pero la ley debe cumplirse y romper el contrato es peor. Como esta pobre hombre que tiene una esposa y está obligado a follarla como una perra callejera. Él quisiera hacerlo con amor, pero la tetona adora las folladas brutales y él tiene que renunciar a su romanticismo solo para complacer el coño de la zorra con la que está casado.