Tetona rubia espiada por un ladrón que entro a robar

227
Compartir
Copiar enlace

Suena el teléfono cuando acaba de salir del baño, apenas pudo quitarse el agua del cuerpo y con la molestia de la toalla mojada, la deja caer. Sola en su casa no piensa por que no debe hacerlo, pero mientras habla por teléfono, la tetona rubia es espiada por un ladrón que entro a robar. Ella no tenía idea hasta que se da cuenta y ahí es cuando empieza la negociación implícita, ya que le hace una mamada de polla y luego que se ha follado su coño, ella sabe que no se llevara ninguna de sus precisadas posesiones porque seguramente querrá volver para darle una buena follada.