tres pivones y una sola polla afortunada

198
Compartir
Copiar enlace

Esto si que debe ser duro para un hombre. Entrar en una casa y que tres sirenas rubias con cuerpazos como para mojar pan de lo buenas que están, te rueguen que por favor te unas a su fiesta porque están muy cachondas y necesitan una polla para completar la diversión. Tu preguntas que con cual follas y ellas te contestan que elijas, pero que reserves para las otras dos que van detrás.