Vecina follando en las escaleras del edificio

1455

Él siempre ha sabido que su vecina es toda una guarra, siempre con esos vestidos cortos y mostrando el culo por la calle dejan claro que no se anda con rodeos. Pero el día que la abordo subiendo las escaleras nunca pensó que ella accediera a comerle la polla ahí mismo. Por suerte para nosotros este hombre tenía un teléfono móvil y estaba grabando todo para tener registro y la próximas generaciones supieran como terminar follando con la chica de al lado y no morir en el intento. Al final se corrió en sus nalgas y ella se fue contenta a su casa.