Vieja rubia gozando un polvazo con su amante joven en el sofá

553
Compartir
Copiar enlace

Un chaval llega todos los días a su casa, entra a la cocina y él mismo se prepara una taza de café mientras espera que la vieja rubia se lave. Ella toma una ducha para tener el chocho bien limpio y oler muy bien para luego estar echando un polvazo con su joven amante en el sofá de la casa. Es lo que hace todos los días la tetona madura, ella le hace una mamada de polla mientras el termina su bebida y luego abre las piernas para que se folle su coño con muchas ganas. Luego lo hace correrse entre su vientre aunque podría hacerlo dentro porque ya no quedara embarazada.