Zorra divorciada va a gimnasio a ligar

262
Share
Copy the link

Parece que esta mujer madurita ha quedado un poco tocada tras el divorcio, y se ha convertido en toda una ninfómana, obsesionada con follar sin parar. Por eso, aunque es una tia buena de primera, decidió apuntarse al gimnasio, no precisamente para estar en forma, sino para captar maromos. Y no le ha hecho falta ni una semana para tener una primera presa, uno de los monitores que accedió a darle un entrenamiento privado. Claro que eso incluía una lamida a su dulce coño hot, y por supuesto una bestial penetración vaginal para que se corriera como una loca.